Miércoles, 18 de octubre de 2017
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Miércoles, 18 de octubre de 2017
Actualizada el: Martes, 17 de octubre de 2017 22:56
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Lunes, 9 de octubre de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

LAS TRES APORTACIONES DE LOS MILLENNIALS AL MUNDO DE LA INVERSIÓN

Aun careciendo de recursos financieros, los jóvenes se abren paso en Emprendimiento, Colaboración e Inversiones socialmente responsables

Resulta difícil creer que un empresario madrileño de 27 años, un estudiante de Administración de Empresas en Miami o un banquero mexicano en la treintena, sean capaces de generar algún impacto en el sector de las inversiones a nivel mundial. Al fin y al cabo los nacidos entre 1981 y 1997-el 30% de la populación de Latinoamérica-  recién se inician en el mundo profesional, lo que les impide incluso poder pensar en ahorrar para el futuro.

 

A primera vista, no hay razón pues para que las multinacionales del ranking Fortune 500, los inversionistas institucionales, los administradores de fondos o los asesores de patrimonio presten atención a este grupo demográfico que se hizo adulto con el cambio del milenio al menos no hasta que empiece a heredar.

 

Pero lo cierto es que, pese a sus modestas cuentas corrientes, los millennials ya está moldeando el futuro de las inversiones mundiales. Tanto es así que los consejos de administración, los equipos de gestión y los profesionales tradicionales de las finanzas deberían estar muy atentos a tres tendencias clave que los jóvenes estan fomentando. Se trata de colaboración entre pares, nuevos modelos de emprendimiento e Impact Investing.

 

 

Los millennials son los artífices del auje de la financiación colectiva o crowdfunding. Esta novedosa manera de recaudar capital de manera cooperativa le debe mucho a su espíritu colaborativo y a su querencia por la tecnología digital y las redes sociales. Se trata a la vez de una tendencia rompedora que propicia que jóvenes adultos puedan invertir sus limitados fondos en aquellas empresas que reflejen sus valores sobre medioambiente, salud o vivienda.  

 

El crowdfunding marca el inicio de su emprendedurismo y los allazgos en materia de inteligencia artificial y de extracción de datos sin duda dará la pauta en cuanto a nuevas herramientas, que sustituirán a las tradicionales, para la toma de decisiones tanto sobre inversión como desinversión.

 

Además, para la tecnológica generación del milenio, el reconocimiento mútuo, al que son tan aficionados, será la manera idónea para valorar -como consumidores, inversores o profesionales de la inversión- empresas públicas y privadas.

 

 

Los coloridos y variados emprendimientos de los noveles también estan contribuyendo a cambiar el mundo de las inversiones. Impresión en 3D, menus sanos a domicilio o sofisticados servicios para mascotas, lideran una nueva ola de startups en Europa y América Latina.

 

Lo normal es que estos modelos de negocio sólo requieran de cantidades modestas de capital, aportadas por familia y amigos, pero si prosperan, necesitarán la ayuda de inversores ángel, de capital de riesgo o incluso una salida a bolsa.

 

Así, a la vez que estos negocios ofrecen una oportunidad directa de inversión, son un indicador de tendencias sobre los mercados entre empresas o sobre los mercados de acceso final al consumidor. Es necesario pues que los gestores de inversión y que las grandes corporaciones presten atención a estos nuevos y rompedores productos, servicios y modelos, si no quieren correr el riesgo de quedarse atrás. 

 

 

A día de hoy los millennials, por su carácter intrínsecamente concienciado, también están propiciando el crecimiento del Impact Investing a nivel mundial. Aquellas empresas capaces de alinear sus metas financieras a causas ambientales o sociales, contarán con una ventaja comparativa sobre sus competidores a la hora de atraer a jóvenes comprometidos con dichos valores.

 

Lo revela el informe "Millennials and Impact Investing", realizado en 2016 por el foro mundial de inversiones Toniic, y también trasluce en las entrevistas realizadas por el Bank of the West a una muestra representativa de jóvenes de seis continentes; existe una estrecha relación entre sus valores y sus elecciones a la hora de invertir.

 

El 79 por ciento de dichos inversores dice buscar tanto rendimiento financiero como social. El 13 por ciento declara prestar especial atención a las consecuencias morales de su inversión, mientras que sólo el 9 por ciento admite que le mueve únicamente el retorno financiero. Entre los sectores favoritos de los inversores comprometidos estan la agricultura, la energía y el medio ambiente seguidos por el empleo, la seguridad alimentaria y el agua.

 

Otro informe, el del Foro Económico Mundial "From the Margins to the Mainstream", también da cuenta de una clara tendencia hacia las inversiones socialmente responsables. El 36 por ciento de los encuestados opina que mejorar la sociedad debería ser una prioridad para las empresas, y prevé que para la nueva generación de inversores la motivación será perseguir objetivos sociales, más allá de los financieros.

 

El mensaje a los inversionistas y a los líderes empresariales del mundo entero es claro: los millennials se han convertido en auténticos agentes de cambio en los mercados financieros y su influencia seguirá creciendo durante la próxima década.

 

No se les puede ignorar en razón de su inexperiencia o de su limitado conocimiento y su falta de liquidez tampoco debe ser considerada como determinante. De hecho, no hay quien detenga a los jóvenes a la hora de poner a su servicio sus principales recursos; habilidad colaborativa y espíritu tecnológico, para renovar las herramientas e incluso llegar a romper la dinámica tradicional de los mercados de capitales.

 

Las startups pueden llegar a alterar genuinamente el ecosistema del mundo de las inversiones. Por ejemplo, si una empresa innovadora le gana en ventas e ingresos a otra tradicionalmente líder, las acciones de ésta última caerán en picado. Si una empresa pública con visión de futuro adquiere una startup exitosa, hará que su valor en bolsa se dispare.

 

La constante búsqueda de autenticidad de los millennials queda patente en el Impact Investing. Para captar la atención de los jóvenes, juntas corporativas, ejecutivos y accionistas deben involucrarse en causas que lo merezcan -llegando incluso a modificar su cultura corporativa si es necesario- y aprender a sacar partido a sus logros sociales y medioambientales creando una narrativa apropiada para comunicarlos.

 

Por lo tanto, parece urgente conocer y adaptarse a la cultura millennial. Qué mejor manera que subiéndose al atractivo tren de las inversiones socialmente responsables; una oportunidad soñada para hacer la diferencia.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress