Lunes, 18 de diciembre de 2017
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Lunes, 18 de diciembre de 2017
Actualizada el: 13:41
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Antonio Morlanes
Martes, 14 de noviembre de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Presidente de Aragonex

Por ser españoles somos catalanes

Vivir en sociedad ofrece muchas ventajas para los individuos que la componen, se establecen lazos de relación que tienen como finalidad la salvaguardia de todos y cada uno de sus elementos, realiza un sistema compensatorio destinado a la defensa de quienes en momentos determinados están desprotegidos y todo ello en un modelo que siempre dista de ser perfecto, pero que sin duda es el mejor para la supervivencia de la raza humana.

Esta fórmula tiene como característica especial que es permanentemente evolutiva y permite que las personas, ya vamos a usar la denominación de ciudadanos, vayan avanzando en ese continuo movimiento transformador, pues con el paso del tiempo y los avances tecnológicos, económicos y sociales, van agotando a los existentes. Todo ello puede suceder por el empeño del conjunto, al ir desarrollando y estableciendo todo un conglomerado de normas que hacen que el status que, no sirva como eje de disconformidad de alguna de las partes, porque esto es lo que ha venido sucediendo con la situación actual que vivimos en España, una parte, Cataluña no se con- templa en la globalidad y en el análisis del porqué, puede suceder que ciertos grupos aprovechan el momento para subidos a esa discordancia, hagan del malestar su elemento de fuerza, pervirtiendo la voluntad de quienes les escuchan.

 

Pero vayamos a lo concreto y como de hablar de economía se trata, hagamos una fotografía de la actual Cataluña en cuanto a las cifras, pues no en balde, una de las principales banderas que estos grupos utilizan para generar acólitos, es el famoso “Espanya ens roba” y también debemos aceptar el mea culpa, por no haber expli- cado desde el principio una falsedad de tal tamaño, porque en ocasiones ha sucedido que alguien me ha dicho, en formato protesta, lo cansado que estaba de pagar tanto a Hacienda, cosa que en valores absolutos era cierto, pero también les he explicado, que podían elegir cambiar su pape por otro que pagase menos a Hacienda, e incluso nada, les aseguraba que no dudarían en aceptar ese cambio, pues con esto viene a suceder igual, además de ser falsas las cifras.

 

Cataluña, que tiene una población de 7,5 millones de habitantes, un PIB de 210.000 millones de euros, lo que suponen 28.000 euros por habitante, un 13% de paro o lo que es igual a 500.000 parados, una deu- da de 75.000 millones de euros, con una balanza comercial negativa en 12.200 millones de euros y con un presupuesto de gastos de 38.000 millones de euros, es un territorio que desde esta perspectiva no tiene mala fotografía y parece que lo que les preocupa es su participación en el fondo de solidaridad como modelo de compensación con territorios con menores posibilidades económicas que ellos

 

¿Esa imagen de insolidarios y egoístas es la que quieren transmitir al mundo? no lo creo. Pero si de costes al ciudadano catalán hablamos, podemos afirmar que la supuesta independencia, ni viene ni vive a coste cero. Como una pequeña muestra podemos poner encima de la mesa los costes que tienen las infraestructuras que ahora son del estado español, las relaciones exteriores (embajadas, etc.) algún ejército supongo que tendrán, no sea que les ataquemos nosotros, el desempleo, las pensiones y bastantes más partidas, no las cuantifico porque con seguridad me serían discutidas esas cifras y, por cierto, no olvidemos una muy importante, el 3%.

 

De cualquier forma es preciso analizar qué le aporta la denominada independencia a los ciudadanos de un territorio, porque la primera cuestión, sería si su coste fiscal va a ser menor y está claro que por lo referido en el punto anterior, será mayor; pero no dejemos al margen lo que supondrá quedar fuera del euro, y en el mejor de los casos, durante un buen número de años estar al margen de la Unión Europea, ¿cómo podrán competir las empresas catalanas, las que queden allí claro, con el peso de los aranceles, ¿o alguien considera que esto va de gratis?

 

En lo que respecta a la economía, es bastante fácil concluir que la bajada es más que importante; pero no todo se limita a esto, pues siguiendo en una visión poco negativa de ese cambio de status, ¿cuánto tiempo y esfuerzo le supondría a ese nuevo estado el que se acepte internacionalmente y mientras tanto que le supondrá ese periodo de soledad en un mundo cada vez más global? Los sueños son maravillosos, pero en raras ocasiones se trasladan intactos a la realidad, o más bien se convierten en pesadillas.

 

Porque pensando en los actores que forman parte de esta obra, drama/comedia, ¿qué papel juegan unos y otros? Para el ciudadano, un escaso momento de tiempo, que desaparece a la mañana siguiente, sueño/realidad, para los gobernantes no es más poder ¿de verdad creemos que en la situación actual tiene poco poder? Lo cierto es que no son capaces de asumir ni el actual, pero me da la impresión que el juego está en apostar por pasar a la historia, es una obsesión cesarista en la que no entran las preocupaciones de los ciudadanos, el parado, el que no llega a mileurista, hasta aquellos que esperan año tras año ver jugar al Barcelona contra el Madrid.

 

Encontrar un verdadero motivo a todo esto, no es fácil, porque incluso echan mano de una historia pervertida, llena de falacias dirigidas a mantener el tono de la calle, pues esa es su fuerza prestada y sin devolución ¡lástima! Claro, que hemos hablado de pertenencia a la historia, pero no es esto todo, la pregunta debería ser ¿es la misma fotografía de la Cataluña de 2007 que la de 2017?

 

Por supuesto que no, tampoco la del resto de territorios de España, una crisis como la vivida requiere mucho esfuerzo y dedicación, solo para volver al punto donde iniciamos la bajada y dejar al margen la tristeza y la desilusión y unos lo hacen de una forma y otros de otra, pero lo intentan, sin embargo en Cataluña, ese grupo de mal llamados dirigentes políticos, han querido aprovechar este tiempo para subidos a la justa demanda de los ciudadanos para recomponer su situación social y económica, hacer de ello una injusta batalla y un encubrimiento de su incapacidad, sin dejar al margen años de estafa y corrupción de la que no quieren dar cuenta.

 

Pues bien, en todo esto la verdadera respuesta está en los ciudadanos que deben exigir responsabilidades y participar en un cambio necesario de todo el estado español, que se debe realizar con agradecimiento a todo un periodo vivido con la Constitución de 1978 y en base al derecho que significa vivir en libertad y al respeto del cumplimiento de los derechos humanos.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress