Sábado, 16 de diciembre de 2017
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Sábado, 16 de diciembre de 2017
Actualizada el: Viernes, 15 de diciembre de 2017 16:12
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Domingo, 3 de diciembre de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Abogado, especialista en asuntos económico-empresariales y despoblación

LA DESPOBLACIÓN, UN ENORME CATÁLOGO DE PIEZAS DESMONTADAS

Muchos, con instinto ya casi automatizado, buscamos cada mañana en las páginas de nuestros periódicos la noticia del día en materia de despoblación. Pocas materias como ésta han venido precedidas de tanto desequilibrio entre un correcto diagnóstico y un ineficiente tratamiento.

Pero, ¿tiene solución nuestro problema?. Si no la tiene, ¿por qué empleamos tanto esfuerzo intelectual en soluciones tan imposibles?; y, si la tiene, ¿a qué esperamos para definirla y comenzar su ejecución?. Muchos de nuestros pequeños Municipios se encuentran ya en la UVI, hipermedicalizados y puede que todavía reversiblemente, pero en los que, sin duda alguna, la cuenta atrás vital ha comenzado.

 

Ayudas a mujeres emprendedoras en diferentes municipios, renovación de la red de multiservicios rurales, explotación de las bondades gastronómicas, y son muchas, de los diferentes pueblos aragoneses, rutas guiadas, rentas universales para anclar población en el medio rural, ofrecimientos de casa y trabajo para mantener abiertas las escuelas, y así, hasta un amplio catálogo de medidas que, todas ellas y de una forma u otra, se han ido poniendo en práctica.

 

Tan amplio elenco de actuaciones debería conducirnos a la conclusión de que, o comienzan a surtir sus efectos y la curva poblacional descendente se invierte, o, por el contrario, habrá que asumir la testaruda realidad y acatar el destino inevitable de nuestros campos, la desertización. ¿No es así?

 

Pues no, no es así. Lo que hemos observado hasta ahora es, como decía, un amplio elenco de medidas desmontadas, impulsadas por una pulsión apasionada, enormemente loable, pero ciega, de no someter al terruño que nos crió al imperio del vacío. Las piezas de un complejo mecano desprovisto de instrucciones para montar, el mueble de Ikea de 800 tornillos sin los gráficos con los que construir. Nuestra reciente Directriz peca también algo de ello, y así hay que decirlo. El reparto de tan amplio catálogo por las Consejerías y sus departamentos suena, vista la experiencia, a ingenua utopía.

 

Suena a despiste que los ingenieros del mecano, o del mueble, generen tan buenas piezas y olviden crear el mecanismo, el robot, la máquina o las instrucciones para montarlas. La lucha futura contra la despoblación será consensuada, coordinada, transversal y holística o no será. Sin la máquina, desierto a la vista.

 

El tiempo se acaba, y, de forma inversamente proporcional, las responsabilidades se acrecientan. No podremos mirar de cara a nuestros pueblos, ni a nuestras tierras, ni a nuestros nietos emigrados si, como ingenieros de nuestro destino, no diseñamos ya la máquina que nos libre del naufragio.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress