Sábado, 22 de septiembre de 2018
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Sábado, 22 de septiembre de 2018
Actualizada el: Viernes, 21 de septiembre de 2018 13:49
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Jueves, 8 de febrero de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Mujeres y ciencia

Lucía Pérez : “Ese es el mensaje, mayor conciencia de cómo funciona la sociedad y no auto limitarse”

El día 11 de Febrero se celebra el Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, casos como el de Lucía Pérez son claros ejemplos de mujeres que han conseguido el éxito en sus ámbitos de trabajo.

Lucía es arquitecta por la Universidad de Navarra desde el 2003, donde se tituló con premio  extraordinario de fin de estudios. Cuenta, además, con estudios de postgrado en la Aalto University en Helsinki, Finlandia y de Máster en la Universidad de Columbia de Nueva York, Estados Unidos, donde fue profesora asistente de la crítica de arquitectura norteamericana Joan Ockman.

 

Hoy en día trabaja como profesora en La Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza y acaba de realizar en Madrid un evento para el Madrid Design Festival sobre arquitectura finlandesa y sus relaciones con España.

 

  • En un mundo tan lleno de roles masculinos como es la arquitectura ¿Qué te llevo a estudiarla?

Pues una cosa familiar principalmente, mi hermano mayor estudió para ser aparejador en la Universidad de Burgos y mi padre tenía una pequeña empresa de construcción. Así que la arquitectura a nivel cultural no fue lo que me atrajo pero sí el mundo de la construcción y de la obra  que era algo que siempre estaba presente en mi casa. Quizás fue ese impulso, yo era una buena estudiante y arquitectura era una carrera muy difícil así que me pareció una buena opción pero no sabía muy bien donde me metía la verdad.

 

  • ¿Te echo para atrás en algún momento pensar que la mayoría de tus compañeros fueran a ser  hombres?

No, es que eso realmente en mi generación ya no era así. En arquitectura ya se llevaban varios años en que el alumnado era bastante paritario, éramos prácticamente igual hombres y mujeres digamos que ese campo en que la profesión es más masculina se nota después al ejercer la profesión. En la universidad casi es mayoritariamente femenino. Esa diferencia no la tienes durante la carrera, en el profesorado sí, son principalmente hombres pero como estudiante  no te lo planteas mucho.  El techo de cristal sí que existe en esta profesión pero no se nota cuando eres alumno.

 

  • Continuaste tus estudios en la Universidad de Helsinki y en Nueva York ¿Influyeron tus estancias en el extranjero en tus trabajos posteriores?

Sí muchísimo, realmente las decisiones que he tomado importantes en mi carrera profesional y personal vienen de ahí. El primer paso fue estudiar en Finlandia, tenía una gran pasión por la arquitectura de Alvar Aaton que siempre me había encantado. Cuando terminé la carrera quería irme de España, sobretodo quería aprender inglés y Finlandia me pareció un destino muy bonito. Estudie allí un año y fue muy intenso e interesante porque  siempre había tenido claro desde niña que me quería dedicar a la docencia y  a la investigación. Finlandia tiene una manera de comprender la educación  muy diferente. Una experiencia muy bonita a nivel personal  también porque hice muchos amigos extranjeros, de hecho el evento que he organizado en Madrid para el Madrid Design Festival trata sobre de arquitectura finlandesa y sus relaciones con España.

 

En EEUU la estancia fue muy distinta. Allí hice un máster en el ámbito de la historia y la teoría de la arquitectura pero las metodologías eran muy diferentes por ejemplo en Finlandia lo que estudie estaba más ligado a la práctica, a la construcción y sin embargo en EEUU era todo mucho más teórico, fue otra manera de acercarme al mundo de la investigación.

 

Las dos experiencias me cambiaron, y sobre todo después de la estancia en EEUU decidí completamente que me iba a dedicar a la docencia e investigación si tenía la oportunidad porque no es nada fácil entrar como profesora en una Universidad española.

 

  • Se han referido a ti como una referencia de la arquitectura de género ¿Qué es para Lucía Pérez la arquitectura de género?

Bueno la arquitectura de género o la perspectiva de género en la arquitectura es un término que está muy de moda y lo interesante es que no hay una sola manera de entenderlo. Hablar de arquitectura de género no es hablar de una cosa completamente definida, hay muchas perspectivas diferentes y yo creo que ese es el mensaje que intento transmitir con más claridad. La arquitectura es una profesión que tiene muchas variantes, se puede desarrollar la profesión de muchas maneras distintas, como investigador, como urbanista, haciendo obra nueva etc.

 

El género afecta de manera distinta dependiendo de la faceta en la que desarrolles la profesión, no es lo mismo hacer investigación histórica en arquitectura desde una perspectiva de género que hacer un plan interurbano, son dos cosas distintas entonces dependiendo de la faceta o de la especialidad el género se aplica de manera distinta. Yo creo que lo importante es recalcar que hablar de género en la arquitectura no es sinónimo de hablar de mujeres arquitectas, mujeres arquitectas es una parte más del término pero no es todo.

 

  • ¿Cuál es la aplicación real de la perspectiva de género en la arquitectura?

En el ámbito de la historia, que es en el que yo trabajo,  tiene que ver con cual es el papel de la mujer, que han hecho a lo largo de la historia y como ha ido evolucionando el rol de las mujeres y sus aportaciones a la arquitectura.

Lo interesante es investigar a referentes femeninos. Ahora que tenemos un alumnado en el que hay cada vez más chicas, incluso son mayoría, como es el caso de la Universidad de Zaragoza, es importante que las alumnas vean modelos de arquitectas mayores que ellas, que  les den conferencias, no por el hecho de ser mujeres sino por su trabajo. Es importante que las alumnas vean que la profesión tiene futuro y que se pueden hacer cosas interesantes en ella.

 

  • ¿Crees que el trabajo de la mujer obtiene toda la visibilidad que debería en el campo de la arquitectura?

Es un tema complicado porque para empezar hay que tener en cuenta que la incorporación de la mujer a la profesión en el caso de España es mucho más tardía que en otros países y eso es importante tenerlo en cuenta. Las mujeres empezaron a estudiar arquitectura y a tener una carrera profesional a partir de los años 70 y 80 y esto es una profesión que necesita tiempo. Tú no puedes tener una obra construida o una trayectoria en cinco años, necesitas tiempo para hacerla. Entonces las primeras arquitectas españolas empiezan a tener visibilidad a finales de los 80 e incluso los 90. La historia de la arquitectura normalmente y los estudios históricos van más o menos con medio siglo de retraso, entonces necesitas tiempo.

 

Las mujeres tenemos que intentar llevar nuestro trabajo en esa dirección para que tengan la dignidad que merecen al igual que la de nuestros compañeros. ¿Tienen las mujeres menos visibilidad? Pues si y no, no lo sé, depende el caso, pero el caso de España es un fenómeno relativamente reciente desde el punto de vista histórico.

 

  • Tu publicación “Fullaondo y la revista Nueva Forma” fue reconocida en el World Architects Congress de Seul. ¿Cómo fue para ti ser la única mujer destacada en la categoría de libros?

Me daba un poco igual, al final yo hice mi libro y para mi estar en ese grupo de personas nominadas, con gente súper reconocida en el grupo fue un honor, tampoco me lo plantee. También estoy un poco acostumbrada, son muchos los momentos de mi trabajo diario en los  que tengo reuniones donde soy la única mujer, no era la primera vez que me pasaba algo así. No me hace sentir bien por ser mujer, me hace sentir bien como investigadora el hecho de que se reconozca mi trabajo. Lo importante es que por ser mujer no encuentres barreas para crecer, que no te discrimine tu genero.

 

  • Finalmente, ¿Qué les dirías a las niñas de hoy en día que quieran estudiar arquitectura en un futuro?

Yo creo que tienen que ser conscientes de cómo funciona la sociedad, cuando yo estudiaba la carrera no era tan consciente de cómo funcionan los roles de género como hoy. Nuestro país  no es igual que otros países, tiene sus peculiaridades, por ejemplo en Finlandia los roles de género son completamente diferentes, existe una paridad completamente absoluta es una sociedad completamente equilibrada. Para ser más consciente de cómo ha sido la incorporación de las mujeres en la sociedad y como ha ido cambiando el rol de la mujer en la vida pública es necesaria la educación en género.

 

Después les diría que desarrollen su trabajo en plena libertad y sin ponerse ningún límite. Que vayan a por todas y que intenten estar ahí como cualquier otro, que no se limiten a sí mismas. Ese es el mensaje: mayor conciencia de cómo funciona la sociedad y no auto limitarse.

Noticias relacionadas Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress