Domingo, 19 de agosto de 2018
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Domingo, 19 de agosto de 2018
Actualizada el: Martes, 14 de agosto de 2018 16:03
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Viernes, 8 de junio de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
EXPERTO EN RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA Y O.D.S

INDUSTRIA 4.0 y ….

En el mundo de la innovación ha aparecido con mucha fuerza el concepto Industria 4.0 y debido a sus extraordinarias posibilidades ya se está aplicando en sectores como el de la Electrónica, el de la Alimentación y Bebidas y el de Automoción , entre otros.

Se trata de la cuarta Revolución Industrial basada en la digitalización con el fin de facilitar la hibridación entre el mundo físico y el digital, con lo cual los materiales, equipos y en general todo tipo de máquinas e instalaciones se integran en los sistemas digitales, creando de esta manera una “industria inteligente” para el conjunto de los sistemas productivos.

 

A esta última revolución le han precedido otras, como la que se produjo en la segunda mitad del siglo XVIII, que se considera la primera y que coincide con el desarrollo de la máquina de vapor, de los telares mecánicos y en general con la mecanización de operaciones industriales.

 

La segunda Revolución Industrial coincide con  el final del siglo XIX en la que cabe destacar el desarrollo de la energía eléctrica, la producción en cadena y más concretamente la primera cadena de montaje  para la fabricación de automóviles.

 

Ya en el siglo XX aparece la tercera Revolución Industrial caracterizada por la aplicación de sistemas electrónicos, las tecnologías de la información, (TIC), a las cuales habría que añadir la globalización y aquí es donde estamos pero siendo superados por la Innovación del concepto Industria 4.0.

 

Se entiende que esta innovación busca la creación de sectores industriales fuertes, competitivos y que faciliten la rentabilidad de las empresas bajo el principio del Desarrollo Sostenible. La transformación digital ofrece a las industrias una mejor y eficiente gestión y organización de la cadena de valor, cuyos eslabones son: El diseño, la fabricación,  la logística, la distribución, etc. Los productos también deberán adaptarse a esta digitalización, permitiendo personalizar todas estas actividades; incluso puede llevar todo ello, a nuevos modelos de negocios.

 

En este contexto se establece un marco de “habilitadores digitales”, para esas actividades donde se definen aplicaciones de gestión intraempresa/ interempresas, BIG DATA y otras. También se plantea como llevar a cabo las comunicaciones y el tratamiento de datos (Ciberseguridad, conectividad y movilidad) y la ya descrita hibridación físico/ digital, (Impresión 3D, robótica avanzada y todo tipo de sensores).

 

Todo ello nos induce a pensar que las industrias españolas van a desarrollar  el concepto Industria 4.0 por las ventajas que les va a reportar su aplicación, algunas ya lo están haciendo.

 

El “ y….” del título de este artículo deja abierto algunos aspectos que pueden ser muy importantes para el éxito de esta nueva revolución. Por un lado cabe preguntarse las posibilidades que tienen las Pymes e incluso los empresarios autónomos de poder acceder a estas nuevas tecnologías y por otro como se podrá entender la escasa presencia de personas, en lo que supone aplicar los principios de la ética y  la responsabilidad social; no todo es la tecnología, las personas somos lo más importante en una empresa y no parece que se considere esa hibridación entre la digitalización y las personas como algo que haya que tener en cuenta. Habrá que hacer una aplicación muy inteligente, por ejemplo, para no deteriorar el nivel de empleo y el progreso de los diferentes grupos de interés.

 

Las nuevas tecnologías son bienvenidas pero sin olvidar que hay que minimizar los impactos que puedan producir, principalmente en el ámbito social y humano, ya que en lo que respecta al ambiental parece que se contempla.

 

Por supuesto que es posible aplicarlas bajo principios éticos pero no hay que olvidar que la incorporación del concepto Industria 4.0, supone un cambio muy ambicioso que inevitablemente habrá que asumir de una manera general. El progreso a conseguir nunca se deberá utilizar para satisfacer intereses poco honestos de algunos pocos.

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress