Lunes, 17 de diciembre de 2018
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Lunes, 17 de diciembre de 2018
Actualizada el: 14:20
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Jueves, 2 de agosto de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Director general de UniversalPay

DINERO DIGITAL EN EL BOLSILLO

Hace unos meses se producía la primera compra de una vivienda con una moneda virtual en España. El bitcoin se convertía en sistema de cambio en una operación real que incluía la adquisición de un bien inmueble, provocando un salto de las criptomonedas desde el mercado de la inversión hasta el intercambio directo entre los consumidores

Sin embargo, y aunque operaciones como esta son cada vez más frecuentes, aún se antojan como un oasis en la industria de los pagos, sobre todo por no pertenecer a un mercado regulado.

 

No obstante, el binomio físico-digital, en la sociedad en general y en el sector de los pagos en particular, está más en auge que nunca. Si bien es cierto que a las monedas virtuales les queda un largo camino para irrumpir en los intercambios cotidianos, no así a las compras digitales, que se han integrado en el mundo físico, consolidándose como un hecho habitual entre los compradores.

 

En efecto, España es uno de los países donde más se utiliza Internet para buscar productos y servicios y, aunque todavía los españoles se resisten a las compras online (la tienda física y las transacciones en efectivo aún dominan el panorama de las ventas en los negocios), cada vez cuentan con menos monedas y más dinero digital en sus bolsillos, obligando así a los comercios a adoptar nuevos medios de pago. Además, nuestro país está a la cabeza en el uso de smartphones, de las tecnologías móviles y sin contacto, por lo que en la actualidad España asiste a un proceso de conversión digital en el mundo de los pagos, en una evolución sin retorno.

 

Es evidente que el tejido comercial de nuestro país ya cuenta con la infraestructura tecnológica adecuada y todos los esfuerzos de los proveedores se encaminan a que el proceso de pago sea simple y transparente: el reto para los negocios es poder empezar un proceso de compra en un canal y poder acabarlo en otro, y que este procedimiento siga siendo rápido y seguro.

 

Por eso, esta variedad de canales está propiciando una explosión de sistemas de pago y, por ende, la adopción de nuevos hábitos que están transformando la relación de los consumidores con los puntos de venta. A partir de ahora ya no solo es necesaria una buena atención al cliente o una red logística eficaz; para colmar las pretensiones de los consumidores en el momento más complicado de todo proceso de compra, los comercios han de apostar decididamente por la innovación en medios de pago.

 

Hay que tener en cuenta que el eCommerce está al alcance de cualquier negocio; la economía colaborativa de las plataformas online de ventas que aglutinan un sinfín de tiendas es una opción real y viable para todos los comercios, incluidas las pymes que, sin tener presupuesto para una web potente, les permite acceder a un mayor número de potenciales clientes. Ser visible en Internet implica además tener cuentas abiertas en las redes sociales más importantes. Además de generar una imagen de marca, también propician un contacto recurrente con el consumidor, lo que puede generar una nueva venta.

 

Asimismo, el uso de las tarjetas para efectuar pagos, ya sean de crédito o débito, se ha popularizado en las transacciones físicas hasta el punto de que casi la totalidad de los negocios aceptan este tipo de operaciones. Los últimos avances en este aspecto vienen de la mano del contactless: este sistema de pago es ya uno de los más populares, de hecho más de la mitad de los negocios tienen la opción de realizar este tipo de operaciones. También empieza a abrirse hueco el pago móvil que, a través de apps móviles, va a consolidar el mobile commerce gracias a las facilidades y a la rapidez para completar el proceso de compra.

 

Pero que los consumidores adopten la costumbre definitiva de llenar sus bolsillos de dinero digital pasa por implementar herramientas de seguridad y de autenticación para pagar a través de Internet. En este sentido, la biométrica va a desempeñar un papel fundamental en los pagos online y los eCommerce podrán por fin consolidarse como agentes activos del desarrollo del comercio y de la múltiple oferta de servicios digitales que se generan en nuestro país.

 

Jaime Domingo, director general de UniversalPay

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress