Jueves, 15 de noviembre de 2018
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Jueves, 15 de noviembre de 2018
Actualizada el: 20:10
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Miércoles, 12 de septiembre de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Coche eléctrico Wood Mackinzie

El auge del coche eléctrico

Noticia clasificada en: Industrialización Innovación

Un nuevo informe de Wood Mackenzie detalla cómo la electrificación presionará por igual a los proveedores de baterías, compañías eléctricas y petroleras.

[Img #8005]

 

 

En 2035, podría haber 125 millones de automóviles eléctricos circulando por las carreteras, frente a los 2 millones que lo hacían el año pasado. Esta circunstancia se debe al enorme aumento en la demanda de baterías y electricidad, y una fuerte disminución de la demanda mundial de petróleo.

 

 

Según Wood Mackenzie, la capacidad de los fabricantes de baterías para coches eléctricos será de 268 gigavatios en 2020. Una cantidad muy superior a la demanda que, en ese año apenas alcanzará los 100 gigavatios. Pero en una década, esa imagen cambiará. Con un aumento de la demanda impulsado por Europa, Estados Unidos y China, la demanda de baterías excederá la capacidad de fabricación actual después de 2028. Para 2035, la producción de baterías debería triplicarse.

 

 

De cara al año 2035, incluso cuando la compra de coches eléctricos aumente de manera exponencial, el impacto en los mercados de energía será insignificante. Esos 125 millones de coches probablemente añadirán 135 teravatios-hora a la demanda de energía.

 

 

Sin embargo, es probable que muchos de esos coches se concentren en ciertas áreas. Eso podría presentar dificultades a las compañías eléctricas.  “A nivel nacional y regional, la mayoría de los mercados desarrollados tienen la capacidad adecuada para manejar muchos años de crecimiento del mercado de coches eléctricos”, asegura el informe. “Pero al observar el nivel de la ciudad y el vecindario, la magnitud del impacto y el desafío podría ser mucho mayor”.

 

 

Las áreas con bolsas importantes de vehículos eléctricos (Silicon Valley, por ejemplo) podrían ver surgir problemas a lo largo del sistema de distribución. La próxima ola de cargadores inteligentes y las tasas de tiempo de uso pueden ayudar a las compañías eléctricas a manejar la demanda en áreas con alta concentración de automóviles eléctricos.

 

 

“El aumento de las ventas de coches eléctricos por encima de lo previsto perturbará los mercados petroleros mucho antes de que el sector eléctrico sienta el impacto”, dice el informe.

Las proyecciones de Wood Mackenzie para los próximos veinte años prevén que los coches eléctricos eliminarán casi el 7% de la demanda mundial de gasolina. El impacto será mayor en Estados Unidos, donde una cultura obsesionada con el automóvil conduce a un mayor kilometraje de los coches que en otros países.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress