Sábado, 15 de diciembre de 2018
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Sábado, 15 de diciembre de 2018
Actualizada el: Viernes, 14 de diciembre de 2018 14:17
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Jueves, 4 de octubre de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Politiloga y Técnico en Marketing y Comercio Exterior

EL BINOMIO ETICA - POLITICA EN LA SOCIEDAD ACTUAL

No es difícil hoy en dia darse cuenta del <<grado de cinismo de los responsables políticos a la hora de justificar sus propias acciones, son las palabras que afirmaba el pasado viernes el catedrático de Comunicación de la Universidad Complutense e Investigador en temas con los Medios, el Sr Juan Benavides Delgado en una entrevista.

En la actualidad, ética y política no son partes inclusivas de un todo, mas bien parece que al contario la relación ética y política en democracia moderna es tensa, peligrosa, y ello es debido a que la política introduce un marcado relativismo moral que a pesar de permitir la coexistencia sin discriminación de las distintas acepciones de toda sociedad compleja, no puede ser sostenida en el campo de la política y es entonces, cuando el poder penetra a la dimensión ética, provocando en ella una gran distorsion debido a que las argumentaciones de la ética se transforman en una herramienta en la cual justificar el poder.

 

Esta situación es la que provoca que el binomio ética política se encuentren en constante tensión y no alcancen  en la mayoría de los casos un punto de solución convergente

 

Tan solo la implementación de una lógica justificada que nazca del reconocimiento de la precariedad y ambivalencia que se establece en la relación entre ética y política nos podría ser útil  cara a resguardarnos ante aquellas posibles distorsiones que en nombre de la ética planteen el riesgo de cercenar desde el poder del Estado los espacios de libertad.

 

Parece ser , que actualmente, la gran mayoría de nuestros políticos han optado por tomar la vía maquiavéliana en la cual los gobernantes no deben de tener virtudes tan solo aparentarlas. Deben de ser personas amorales y el sistema político debe de olvidarse por completo de la ética y la política, pues un hombre bueno, moral y honrado no podría ser buen político, pues tiene ser capaz de manipular situaciones ayudándose de cuantos medios precise mientras consiga sus fines lo que vale son los resultados

 

Ultimamente llevamos observando, que en la política que vivimos nuestros dirigentes públicos anteponen sus ambiciones, aspiraciones y anhelos personales a los principios, fines y valores de la gestión pública, del sevicio publico a la sociedad,  en definitiva, DE TODOS.

 

Nos debemos de olvidar, que el engranaje, la fórmula mágica para que esta situación torne al cambio, para que nuestros políticos sean políticos al servicio de la sociedad, al servicio del pueblo al que se deben, al pueblo que les ha elegido, la tenemos en nuestras manos, y, si, no os extrañe la afirmación, pues si fomentáramos  el tejido asociativo, diésemos fuerza y lográsemos formar grupos de presión, lobbies fuertes y consolidados como sucede en EEUU, más fuerte si cabe desde que el Tribunal Supremo estadounidense presento un Decreto el cual permitía participar a estos en las campañas electorales de los EEUU durante los  60 días anteriores a la votación, podríamos los ciudadanos influir, impactar y participar en mayor medida, a través delos citados, en la escena política.

 

 Como bien sabemos, la misión principal de un grupo de presión es exponer sus preocupaciones en la escena política, influir en la toma de decisiones, ya sean a nivel ejecutivo, legislativo, autonómico o estatal.

 

Su influencia puede también ejercerse a fin de parar el proceso decisional, influencia por tanto que se constituye a largo plazo estableciendo contactos durables con los políticos conjuntos con ventajas financieras relativas a las campañas electorales. Por lo que la influencia de un grupo de presión no es proporcional a la importancia numérica del grupo representado sino a la fuerza de los recursos tanto humanos como económicos que estos dispongan.

 

Por todo ello es por lo que empresarios, profesionales, autónomos y la sociedad civil española en su conjunto deberíamos reflexionar sobre lo aquí expuesto y, comenzar a trabajar para fomentar este tejido asociativo y poder reconstruir este estado, esta nación llamada España con peligro de desquebrajar; no hay tiempo; MANOS A LA OBRA¡¡

 

Ana Belen Hernandez Sanchez

Politiloga y Tecnico en Marketing y Comercio Exterior

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress