Martes, 13 de noviembre de 2018
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Martes, 13 de noviembre de 2018
Actualizada el: Lunes, 12 de noviembre de 2018 23:23
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Miércoles, 7 de noviembre de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Abogado. Responsable del Departamento de Derecho Bancario Ilex Abogados

El impuesto de las hipotecas lo seguirá pagando el cliente: ¿Nada cambia?

La Sección especializada en tributos del Tribunal Supremo dictó hace escasamente quince días tres sentencias consecutivas en las que sin ningún género de dudas determinó que el impuesto por la constitución de hipotecas lo tiene que pagar el banco. De esta forma, el Tribunal Supremo, cambiaba la doctrina jurisprudencial que, de forma continuada, había aplicado hasta la fecha.

El mismo día en el que se dio a conocer la primera Sentencia, en una decisión sin precedentes, el Presidente de la Sala Tercera dejaba en suspenso su aplicación y convocaba a todos los magistrados de la Sala a un Pleno para decidir si ratificaban la nueva doctrina, la complementaban o aclaraban, o directamente la cambiaban de nuevo.

 

Y esto es lo que sucedió en el día de ayer. En una decisión también sin precedentes, el Pleno de la Sala desautorizaba la doctrina que, sólo quince días antes, había cambiado la Sección especializada y volvía al punto de origen. Parece que nada cambia, pero la realidad es que todo ha cambiado.

 

Se compartan o no los argumentos jurídicos de esta decisión (que por cierto aun no conocemos), y si la misma es justa o no, lo cierto es que tras más de dos semanas en las que se ha vivido una situación jurídica cuando menos insólita, parece que las aguas vuelven a su cauce. Vuelve a reinar la seguridad jurídica, que es lo que reclamaban las entidades bancarias. Pero por el camino se ha perdido la credibilidad de la más alta institución judicial de este país.

 

La gestión que desde el Tribunal se ha hecho de este tema ha sido desastrosa. Creó un problema donde no lo había, y lo ha resuelto de la peor manera posible. Dando marcha atrás. Nadie, ni siquiera la banca, esperaba una decisión así. Además la decisión ya no contenta a nadie. Asociaciones de consumidores, políticos de diferente signo, e incluso la banca, cada uno por diferentes razones, están de acuerdo en que la gestión de este asunto únicamente va a provocar perjuicios. Los consumidores porque van a tener que seguir pagando el impuesto y se les cierra la puerta a reclamar, y la banca porque su imagen frente al ciudadano aún empeora más.

 

Estos vaivenes no son propios de un Estado de Derecho consolidado como el nuestro y sólo provocan la pérdida de credibilidad del ciudadano en el sistema. Todos nos hemos quedado con la impresión de que la banca siempre gana. Como si nuestro sistema judicial fuera un Casino.

 

David Giménez Belío

Abogado. Responsable del Departamento de Derecho Bancario

Ilex Abogados

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress