Viernes, 26 de abril de 2019
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Viernes, 26 de abril de 2019
Actualizada el: 11:33
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Jueves, 21 de marzo de 2019
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Presidente de Aragonex

Crisis ¿Amenaza u oportunidad?

Si Europa pudiese unirse para disfrutar de su herencia común, su propiedad y su felicidad no tendría límites”. En 1946, Winston Churchill clamaba a esta esperanza como el reto para conseguir los Estados Unidos de Europa.

Hoy estamos debatiendo cuál es la fórmula a emplear para que el Reino Unido abandone su ya precaria asocia- ción en la Unión Europea, es el momento de la realidad llamada Brexit y que tiene como objetivo ver el modelo a implantar para que las partes tengan las menores pérdidas posibles. ¿Se puede entender esto? No hablamos de que alguien consiga mejorar a costa del otro, sino en cómo salimos lo menos perjudicados de esta riña de vecinos.

 

Esta es una de las causas que vivimos en el día de hoy, pero no la única. A ni- vel internacional parecía que la crisis era algo para la historia, pero según la máxima china que define a la crisis como una amenaza o una oportunidad, mucho me temo que en este caso sea lo primero. El Fondo Monetario Internacional pronostica una bajada de sus previsiones de crecimiento y a la eurozona la coloca con una subida del 1,6% del PIB. El único que parece querer mantener el tipo es Mario Draghi, que una vez más, anuncia a los mercados que el Banco Central Europeo está ahí para poner orden y no va a permitir ligerezas ni devaneos. Pero también es cierto que la realidad le deja, entre todos sus instrumentos, los tipos de interés, que parece que no va a subirlos, al menos hasta octubre que es cuando termina su mandato.

 

En este caos, que además carece de racionalidad, nos encontramos con la batalla comercial de Estados Unidos y China, que como es evidente, no solo les afecta a ellos pues los mercados en su globalidad se resienten de esa inútil confrontación, que algún día se abandonará, eso sin antes haber pagado el justo precio a esa demencia.

 

Los chinos, colocados en esa posición, se han abierto a lo que el resto ya teníamos normalizado, dar capacidad a sus ciudadanos para activar el comercio interior. Lo han hecho rebajando la fiscalidad directa a las clases medias, calculando lo que bajan en ingresos por este capítulo, lo recuperan por los impuestos indirectos debido al incremento del consumo.

 

En esta situación económica que parece se nos avecina, Estados Unidos, o más bien su presidente, establece su prioridad política en la construcción del famoso muro y un noviazgo que ha surgido entre él y Kim Jongun, pues le parece que es un reconvertido al capitalismo, cuando la realidad es que se queda en un dictador de verbena peligroso. Y entonces me asalta una duda: ¿Será que el Sr. Trump lo que oculta sea en vez de la conversión del presidente de Corea del Norte, la suya propia a ese modelo? Terrible interrogación.

 

Con respecto a nosotros, me refiero a España, tenemos un problema que no solo consiste en cómo va la economía en el mundo. Además tenemos aquí como añadido que nos hemos quedado sin pre- supuestos generales y esto, que parece dársele poco valor, lo tiene y mucho. Ima- ginen la incidencia de cómo el sector públi- co deja de hacer inversiones y esto incide de manera importante en la economía productiva y en los servicios a los ciudada- nos, pero todavía peor, sin hacer nada, se incrementa el déficit y por tanto el gasto en intereses y deuda pública, todo un ho- rror. Pero ésto a los partidos no les afecta, pues como la prórroga de presupuestos sí que mantiene el gasto corriente, sueldo de funcionarios y partidos políticos, pues los ciudadanos desaparecemos del nivel de preocupación de estos.


Por otra parte no se soluciona el pro- blema de las pensiones, con un gasto de más de un 7% de subida con relación a 2018. La Seguridad Social va a ser la institución que más aporte al déficit del estado y es que no se trata de subir más o menos las pensiones, que por supuesto es necesario, además hay que encontrar nuevas fórmulas de gestión que den es- tabilidad en el tiempo al modelo. Ya la pensión media se acerca a los 1.000 eu- ros/mes y con 9,7 millones de pensionistas y un coste de 9.500 millones de euros al mes es difícil que podamos dar conti- nuidad al sistema.

 

Para todo hay solución, sabemos que la economía es cíclica y con esto vivimos desde siempre y por tanto lo que necesitamos es que la política mire más hacia los ciudadanos y genere modelos que nos muestren un camino que sea la oportuni- dad del dicho chino.

EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress