Domingo, 20 de octubre de 2019
Digital económico de Aragón y sus protagonistas
Domingo, 20 de octubre de 2019
Actualizada el: Viernes, 18 de octubre de 2019 13:45
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción
Viernes, 14 de junio de 2019
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Hablemos de economía

Cuatro elecciones, la oportunidad

Cuatro elecciones para que los españoles decidamos quienes queremos que sean nuestros representantes en los diferentes organismos públicos que se encargan de administrarnos, y decidir qué normas deben regir nuestra convivencia. Y esto en menos de un mes, que por otra parte quizá sea mejor así, pues de esta manera nos quitamos este derecho y responsabilidad de encima y no estamos todos los años metidos en este ejercicio.

Cuando ustedes lean esto ya conocerán qué hemos decidido los votantes, lo que todavía no sabrán es si los elegidos van a tener en suficiente consideración lo que les mandamos o creen que es mejor volver a pedirnos que votemos de nuevo, hasta que nuestra elección coincida con lo que ellos esperan de nosotros. Vivimos tiempos extraños, ahora bebemos café sin cafeína, cerveza sin alcohol, alimentos sin gluten y carne sin carne, puede que lo completemos con democracia sin soberanía popular.

 

Si esta acción electora tiene el resul- tado que se debe esperar de ella, podremos afirmar que estamos en dis- posición de garantizar que tenemos un país en pleno funcionamiento, con los pequeños matices que queramos identificar. Por tanto pensemos, diseñemos y trabajemos para que el resultado sea una sociedad más avanzada, mejor y sobre todo con mayor capacidad para ocupar su posición en este mundo glo- bal que nos ha tocado vivir.

 

Lo cierto es que en estos momentos las guerras comerciales se han adueñado de los mercados; la decisión del presidente  de los Estados Unidos de subir los aran- celes del 10 al 25% a 200.000 millones de importaciones de productos chinos, y la respuesta de ese país de hacerlo sobre 60.000 millones de dólares que importan ellos a Estados Unidos, nos pone al resto de países con unas alteraciones económicas importantes, que hay quienes ya interpretan como recesión.

 

Pero como las distancias ya han perdi- do su valor diferenciador en lo que su- pone una posible independencia de los países, debemos tener muy presente cómo se incorporan nuevos elementos económicos que reconvierten los ma- pas internacionales. China, que hace convivir un modelo económico capitalista con un sistema político comunista, representa hoy en día casi el 19% del PIB mundial, por encima de la Unión Europea y de Estados Unidos, que es- tando en un momento de una cierta caída de su economía: el 2018 lo cerró con un incremento del 6,6% de su PIB y sin embargo todavía este está en nive- les bajos: 9.586 dólares siendo su deu- da total de 250% su PIB. No cabe duda que es una imagen llamativa: la enorme incidencia de las empresas públicas con grandes fortunas que cada día más están entre las más elevadas del mundo. Estamos en una situación que podríamos llamar confusa, los avances tecnológicos que afectan a la producción, a las comunicaciones, al comercio y, en definitiva, a nuestro modelo de vida chocan con posiciones políticas, que generan tensiones difíciles de superar.

 

 

La naturaleza pone a nuestra disposición elementos como el sol, el aire y el agua para conseguir que las energías renovables tengan la ventaja de no incidir ne- gativamente en el medio ambiente y, sin embargo, continuamos anclados en la producción de energía a partir de combustibles fósiles sin tomar consecuencia el enorme valor que para los recursos naturales tendría el verdadero uso y explotación de la economía circular. Considero que nos ha llegado el momento de entender la vida de forma diferente a como la veníamos haciendo hace cuarenta años: no vivimos solo para nosotros, lo hacemos en un sentido evolutivo que nos permita demostrar como las personas tienen la capacidad de mejorar las situaciones del momento y conseguir que los tiempos futuros sean cosecha positiva de nuestros actos.

 

Por todo esto, y retomando el inicio del artículo, ya que se nos ha dado la paradoja de que en un espacio tan breve de tiempo hayamos realizado el más com- pleto acto democrático, hagamos un es- fuerzo más, que demuestre a nuestros representantes que con lo decidido y dicho por nosotros conseguiremos que tenga el sentido real de una sociedad que demuestre que los ciudadanos, por encima de todo, somos personas que con la capacidad de ser libres, lo somos para el beneficio general y que podemos ser un ejemplo para el mundo, aprovechemos la ocasión y no cejemos en ese empeño. La vida es tan real y efectiva como cada uno de nosotros queramos hacerla.

 

Enlaces automáticos por temática
EmpresasON el digital económico de Aragón
empresasON • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitioVersión anterior
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress